SÍNTOMAS FRECUENTES DE LA HIPERTENSIÓN PULMONAR: LA FATIGA

La fatiga crónica es un estado casi constante de cansancio, agotamiento, que no se alivia con el reposo en cama disminuyendo en el paciente su energía y fuerza. En algunos pacientes es frecuente el dolor articular, pero sin hinchazón ni enrojecimiento, los dolores musculares (mialgias), debilidad muscular en todo el cuerpo o en distintas partes que no es causada por ningún trastorno conocido, dolor de garganta, sensibilidad en los ganglios linfáticos del cuello o la axila.
Afecta además el bienestar emocional (en tanto genera el aislamiento al no poder participar de actividades sociales) y psicológico (Falta de memoria, problemas de concentración, estado de confusión, irritabilidad) La fatiga no es lo mismo que la somnolencia, a pesar de que a menudo se acompaña de un deseo de dormir – y la falta de motivación para hacer nada más. Esta sensación de cansancio es un síntoma común a muchas enfermedades, pero en el caso de la HP, en sus estadios más avanzados, es una fatiga o cansancio extremo, incluso al levantarse y que se agrava con el paso del día. Lo cierto es que el cuerpo necesita oxígeno para llevar a cabo todas sus tareas. Sin él, no se puede continuar con la rutina normal. Las piernas se cansan más rápidamente después de una caminata. El procesamiento cerebral y el pensamiento se tornan más lentos. En general, el paciente se siente cansado más temprano y con mayor facilidad.

Recuerde que el material contenido en este blog está destinado solo a proveer información acerca de la Hipertensión Pulmonar con fines educacionales. No sustituye la consulta ni la opinión del médico.
POR FAVOR ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE CON SU ESPECIALISTA DE REFERENCIA

Recommended Posts

Leave a Comment