RESPIRAR, ¿MEJOR POR LA NARIZ O POR LA BOCA?

Respirar por la nariz es la manera natural de hacerlo, ya que permite humidificar y calentar el aire antes de que llegue a los pulmones.

Respirar es un acto inconsciente y automático. Sin embargo, es un proceso absolutamente esencial para la vida. Y, como en todo, algunas maneras de hacerlo son mejores que otras.
¿Te has parado alguna vez a fijarte en tu forma de respirar?
Cada persona tiene su propia manera de hacerlo. De hecho, algunas personas tienden a respirar continuamente con la boca, mientras que otras solo lo hacen en ciertas situaciones, como al esforzarse.
Muchos científicos han estudiado cuáles son los riesgos y los beneficios de respirar por la nariz o por la boca. Incluso, hoy en día se utilizan técnicas de respiración especiales con numerosos fines, ya que se ha demostrado que hay formas adecuadas de respirar para cada situación.
Si alguna vez te has preguntado cuál es la mejor manera de respirar, en este artículo te explicamos por qué es mejor hacerlo por la nariz o por la boca en ciertos momentos y de forma habitual.
¿Cómo debemos respirar?
Aunque muchas personas tiendan a respirar continuamente por la boca, lo cierto es que la mejor forma de hacerlo es por la nariz. Nuestra nariz ha ido cambiando a lo largo de nuestra evolución como especie. Ha adoptado una forma más vertical, con los orificios nasales mirando hacia abajo.
Estas modificaciones anatómicas han permitido que la nariz cumpla ciertas funciones al respirar. Se encarga de humidificar, calentar y purificar el aire que inhalamos. De esta manera, actúa como defensa natural ante numerosos patógenos que pueden hacernos enfermar.
La respiración nasal consigue que el aire siempre llegue con la misma temperatura y humedad a nuestros pulmones. Es decir, aunque el clima sea frío, el aire alcanza los pulmones con unas condiciones óptimas para poder llevar a cabo el proceso de intercambio gaseoso.
Además, los bebés nacen respirando por la nariz de forma innata. Es importante fijarse en este tipo de datos ya que nos orientan a cuál es la manera más fisiológica de hacerlo.
¿Qué cambios experimenta la respiración?
Es cierto que, a lo largo del día, nuestra nariz y respiración experimentan ciertos cambios. Habrás notado que, al estar de pie o sentado, respirar por la nariz te resulta natural y sencillo.
Sin embargo, cuando nos tumbamos, la resistencia nasal aumenta. Esto quiere decir que cuesta más que el aire entre correctamente, por lo que, en ocasiones, tendemos a respirar por la boca en esta situación.
Problemas al respirar por la nariz
Ya hemos dejado claro que la mejor manera de respirar es hacerlo por la nariz, ya que esto nos ayuda a mantener sano nuestro aparato respiratorio. No obstante, hay ciertas situaciones en las que esto se complica.
Puedes fijarte que hay personas que, aunque estén de pie o sentadas, tienden a respirar con la boca. Suele ocurrir en aquellos que sufren algún tipo de enfermedad respiratoria. Un buen ejemplo es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
La resistencia al aire aumenta y, cada vez, les resulta más complicado poder mantener la respiración nasal.
Por otra parte, realizar una respiración por la boca mientras dormimos es muy común y puede resultar muy perjudicial para nosotros. Las personas que lo hacen suelen roncar y tener problemas de descanso.
Cuando esto ocurre, el sueño no llega a ser profundo. Esto hace que, al día siguiente, sintamos dolor de cabeza, cansancio, mal humor, etcétera. Respirar bien al dormir es muy importante para poder alcanzar un nivel de recuperación suficiente.
Entonces, ¿cuándo es bueno respirar por la boca?
Es importante destacar que sí que hay situaciones en las que respirar por la boca puede resultar beneficioso. Por ejemplo, al hablar o al hacer ejercicio físico.
Al practicar un ejercicio, como caminar sin interrupciones y lo más rápido posible, lo ideal es hacer una respiración combinada. Esto quiere decir que se recomienda inspirar por la nariz y expulsar el aire por la boca. Incluso, si vamos aumentando la intensidad del ejercicio, es normal que respiremos exclusivamente por la boca.

Beneficios de una correcta respiración:
Relajación muscular
Control emocional
Concentración
Mejor oxigenación
Adiós toxinas
Tranquilidad
Pulmones fuertes
Mejor circulación
Digestión regular

Fuente: Dr. Leonardo Biolatto
Recuerde que el material contenido en este blog está destinado solo a proveer información acerca de la Hipertensión Pulmonar con fines educacionales. No sustituye la consulta ni la opinión del médico
POR FAVOR ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE CON SU ESPECIALISTA DE REFERENCIA.

Recommended Posts

Leave a Comment