Nutrición en Hipertensión Pulmonar: Nueve consejos saludables

Si tenés una enfermedad crónica como la Hipertensión Pulmonar (HP), es importante llevar una dieta sana y equilibrada. Esto ayudará a garantizar que tu cuerpo reciba la nutrición adecuada, que mantengas un peso razonable y que tu presión arterial y tus niveles de colesterol se mantengan bajos.

Aquí hay nueve consejos de dieta para ayudarte a mejorar tu HP :

 

  1. Reducí tu consumo de sal. Reducir la cantidad de sal que consumís es una forma sencilla de controlar la presión arterial. Además de disminuir la cantidad de sal de mesa que agregás a los alimentos, debés reducir el consumo de alimentos procesados ​​que son notoriamente altos en sal (sodio).
  2. Limitá los líquidos. A muchos pacientes con Hipertensión Pulmonar se les aconseja no beber más de dos litros de líquidos al día. La retención de líquidos ejerce más presión sobre el corazón.
  3. Evitá la cafeína y el alcohol. Deben evitarse los estimulantes como la cafeína y el alcohol porque pueden aumentar la presión arterial. Optá por bebidas sin cafeína y sin alcohol.
  4. Es necesario aliviar las náuseas. Muchos pacientes con Hipertensión Pulmonar encuentran que su medicación puede hacerlos sentir mareados. Comer tostadas secas o galletas (preferiblemente sin sal) ayudará a aliviar las náuseas.
  5. Aumente su ingesta de hierro. Se ha descubierto que una dieta baja en hierro agrava los síntomas de HP. Elija alimentos con alto contenido de hierro, como carnes rojas, verduras de hojas verdes, champiñones y albaricoques secos.
  6. Incorporar a la dieta el ajo. El ajo crudo es excelente para ayudar a mantener baja la presión arterial y agregar sabor extra a los platos.
  7. Controlar el nivel de vitamina K. Si estás anticoagulado la vitamina K puede afectar la forma en que funcionan los medicamentos anticoagulantes, por lo que es importante mantener constantes los niveles de vitamina K.
  8. Llevar un diario de alimentos. Un diario de alimentos te ayudará a mantener un registro de los alimentos que te hicieron sentir mejor y los alimentos que te hicieron sentir peor. El diario también servirá como una herramienta de referencia rápida para cuando el médico o nutricionista cuestionen tu alimentación.
  9. ¡Disfrute de tu nueva dieta !: Aceptar las restricciones dietéticas puede llevarte a explorar y compartir recetas nuevas y sabrosas.

Fuente: www.healthline.com

Recuerde que el material contenido en este blog está destinado solo a proveer información acerca de la Hipertensión Pulmonar con fines educacionales. No sustituye la consulta ni la opinión del médico
POR FAVOR ANTE CUALQUIER DUDA CONSULTE CON SU ESPECIALISTA DE REFERENCIA.

Recommended Posts

Leave a Comment